El fiscal solicita una pena ejemplar para la exalcaldesa de Jerez por el 'caso PTA'

Poco a poco se va desarrollando el juicio contra la exalcaldesa socialista, Pilar Sánchez, y sus movimientos urbanísticos corruptos para favorecer a la empresa 'amiga' TISA, saltándose las normativas y presionando a los técnicos hacia sus fines partidistas. El resultado del concurso del Parque Tecnológico, gracias a estos chanchullos urbanos, fue claramente contrario a los intereses del municipio, que dejó de percibir una importante fuente de ingresos, al reducir artificialmente el precio del suelo, aunque finalmente la bancarrota del ayuntamiento jerezano impidió llevarlo adelante.
"LAVOZDIGITAL* : Recta final del juicio que sienta en el banquillo por tercera vez a la exalcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez (PSOE), por el presunto trato de favor a una empresa 'amiga' a la que el Ayuntamiento le concedió una subvención de más de 244.000 euros sin que reuniera los requisitos para su instalación en el fracasado Parque Tecnológico Agroalimentario de Jerez.

El delegado Anticorrupción del Ministerio Público ha defendido un duro informe final esta mañana durante dos horas. En él ha solicitado al tribunal de la Audiencia Provincial que imponga «una pena ejemplar» porque considera que a lo largo de tres semanas de vista oral ha quedado acreditado que las personas que gobernaban en el momento de ocurrir los hechos (2005-2009) «faltaron a las normas básicas, se saltaron la ley a la torera y presionaron a técnicos» para favorecer a la empresa TISA.

El menoscabo que habría generado esta actuación a las arcas públicas jerezanas, defiende el fiscal, está en que «dejaron de ingresar esa cantidad». Una cifra que fue el resultado de la reducción del precio del suelo que se le ofreció a TISA dentro del PTA.

El fiscal Anticorrupción ha recordado que este trato preferente a una empresa que finalmente no puso en marcha su proyecto en Jerez se produjo en un contexto «de bancarrota» del Ayuntamiento de Jerez, con graves problemas para pagar gastos corrientes y la nómina municipal.

Así, mantiene la petición de siete años de cárcel y 17 de inhabilitación para Pilar Sánchez; cuatro años y medio para el exdelegado de Fomento, Francisco Lebrero; cinco y medio para la exedil de Medio Rural, María del Carmen Martínez y penas inferiores de hasta dos años y tres meses para los responsables de TISA y un trabajador municipal.

Este último fue quien confesó a principio del juicio que firmó el informe de valoración de la empresa, que sirvió para concederle la mayor cantidad de subvención posible por indicaciones de la edil María del Carmen Martínez y pese a que su función en el PTA era la de un simple jardinero.

El jardinero y la peluquera

Durante la intervención del fiscal, la exedil María del Carmen Martínez no paraba de sollozar. "Ella era el brazo ejecutor de las órdenes dictadas de arriba, ¿y a quién se podían referir?" En varias ocasiones ha lanzado preguntas retóricas sobre quién podía ser esa persona, para concluir que "no podía ser otra" que Pilar Sánchez. "¿Qué interés podía tener una concejala y un jardinero en conceder una subvención a una empresa a espaldas de sus superiores?"

La concejala "prácticamente está condenada", dice el fiscal, desde que el capataz afirmó que siguió instrucciones de ellas para sustituir la firma de un técnico y falsear así el documento sobre el que se asentó la posterior concesión de ayuda.

La defensa de la concejala ha apelado en distintas sesiones a la falta de formación específica de su cliente para conocer el contenido de un estudio técnico de idoneidad empresarial, recordando que antes de dar el salto a la política, había sido peluquera. El fiscal ha rebatido de antemano ese argumento afirmando que "si estaba preparada para ser concejal, debe asumir sus responsabilidades y si no, que no hubiera aceptado ese puesto".

La prueba más contundente que ha manejado la acusación pública en este procedimiento ha sido el testimonio del director técnico que debió haber firmado el famoso informe, que reconoció presiones para que mejorara la valoración de TISA y que señaló directamente a la alcaldesa, cuando le llamó a su despacho, le entregó documentación sobre ese proyecto y los teléfonos de contacto. Una escena que describió ese testigo tanto en instrucción como en el juicio.

El Ministerio Público también ha recordado el correo electrónico que este empleado remitió al jefe de gabinete y marido de Pilar Sánchez, y al "hombre de confianza" de Francisco Lebrero. En él incluía un borrador con el informe que se negó a firmar. Para la acusación es un indicio solvente de que tanto la alcaldesa como su concejal de Fomento eran los destinatarios finales de ese material comprometedor.

Las defensas han atacado a la credibilidad de este técnico, afirmando que se movía por venganza al no ver colmadas sus aspiraciones de ser nombrado gerente del PTA y ha sido tachado a lo largo del juicio como una persona conflictiva y problemática, pero que sin embargo, nunca fue expedientado en el ejercicio de sus funciones.

Si el tribunal se inclina por los argumentos de la Fiscalía, la exalcaldesa de Jerez se vería abocada al ingreso en prisión al contar ya con una sentencia condenatoria de dos años.


* La Voz Digital - Silvia Tubio - 28.1.15
Foto: Jerez, antiguo Ayuntamiento - wikanda.cadizpedia.eu