El mapa de los horrores urbanísticos de Madrid, el otro legado de Ana Botella

El urbanismo actual de la capital es un horror urbanístico que ha caído en manos de especuladores especializados que, poco a poco, van privatizando la ciudad y adaptándola a sus fines económicos más degradantes. Es fácil distinguirlo en cualquier actividad urbana, desde las líneas de metro hasta los nuevos complejos financieros o de ocio. Ante esta especulación urbanística generalizada hay colectivos que llevan trabajando bastante tiempo en lograr un Plan General municipal más equilibrado. Así la Plataforma 'No a Este Plan Urbanístico' pone negro sobre blanco las corruptas operaciones del Ayuntamiento de la ciudad.
"ELBOLETÍN* : La demolición del edificio España; la operación Mahou-Calderón; la operación Campamento; la recalificación de las cocheras del Metro de Ventas, Cuatro Caminos y Plaza de Castilla; el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, la venta de viviendas públicas a fondos buitre o la quinta de Torre Arias... son algunas de las “decenas de aberraciones urbanísticas cometidas en la capital “ que han recopilado las organizaciones que forman parte de la Plataforma 'No a Este Plan Urbanístico'.

Con dichos horrores urbanísticos se ha elaborado un mapa, un documento gráfico donde se sitúan todas estas actuaciones y se incluye una breve descripción, que se dará a conocer ala opinión pública en el Ateneo de Madrid.

Los colectivos que forman parte de la Plataforma 'No a este plan urbanístico' llevan ya muchos meses denunciando el gran número de operaciones urbanísticas que se están poniendo en marcha en este periodo preelectoral, “muchas de ellas hechas de espaldas a los ciudadanos, sin ningún consenso ni información, y sin que supongan beneficios para la ciudad sino todo lo contrario, pues responden en su mayoría a intereses exclusivamente privados, y de hecho privatizan una gran cantidad de suelo y edificios públicos”.

Una hipoteca preelectoral

Según ha explicado en reiteradas ocasiones “Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, colectivo que forma parte dicha plataforma, lo que se está haciendo es “una forma de puentear ese nuevo Plan General cuya aprobación se está haciendo imposible por cuestión de fechas, y una manera de hipotecar el futuro de Madrid ante la posibilidad de que se produzca un cambio de gobierno tras las próximas elecciones municipales”.

Denuncian desde la Plataforma No a Este Plan Urbanístico “la tramitación oscura y apresurada” que se ha hecho por ejemplo en el caso de la aprobación Definitiva del Plan Parcial de Reforma Interior de la Operación Mahou-Calderón y la Aprobación Provisional de la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana en el Edificio España.

Como ejemplo, dice que “en la operación Mahou-Calderón se permite a los promotores construir ingentes rascacielos de viviendas en un barrio que sufre un déficit histórico de servicios públicos” , denunciando que “para el vecindario del entorno representa una pérdida irreparable de calidad de vida en el barrio y para muchos ciudadanos de Madrid resulta una contribución bochornosa al catálogo de desaciertos urbanísticos y especulativos que pueblan la ciudad”.


* El Boletín - 4.2.15
Foto: Madrid, nuevo edificio ayuntamiento - wikipedia.org