Un año de cárcel para la exalcaldesa de Antas por licencias ilegales para 18 casas

Seguimos con la larga lista de alcaldes de todo el país acusados y sentenciados por prevaricación urbanística. En este caso es en el pueblo almeriense de Antas, donde hace 9 años (nueve) la exalcaldesa, AJ.García, y su equipo de gobierno concedieron una licencia ilegal para 18 viviendas, en contra de los informes técnicos que la rechazaban por no ser suelo urbanizable. Es decir lo de siempre, multiplicado por dos, ya que la tardanza judicial es escandalosa. Nueve años en sentenciar una ilegalidad flagrante, que se podría hacer en menos de una hora, es bochornoso y vuelve a demostrar la complicidad e ineptitud judicial con el Urbanismo salvaje que ha arrasado este país de punta a punta en los últimos años.
"ELALMERÍA* : El Juzgado de lo Penal nº5 de Almería ha condenado a un año de prisión a la exalcaldesa de Antas, Ana Joaquina García Núñez, y a otros tres ediles de la Junta de Gobierno por un delito de prevaricación urbanística, por conceder una licencia de obras en suelo no urbanizable.

La sentencia del magistrado-juez Manuel José Rey Bellot, consultada por Efe, recoge que el acusado José Francisco G.C., administrador de la empresa Inversiones García Aute SL solicitó el 10 de noviembre de 2005 al Ayuntamiento de Antas una licencia de obras para un complejo urbanístico de 18 viviendas en un polígono de la localidad, en una parcela que era en parte no urbanizable.

El proyecto de dicha promoción fue redactado por el también acusado Félix Alfonso G.G., en el que seis de los inmuebles se encontraban en dicho suelo no urbanizable.

Tras solicitar la licencia de obras, el arquitecto municipal informó negativamente y se opuso a esta actuación pero el 15 de diciembre de 2005 la Junta de Gobierno, en la que participaron Ana Joaquina García Núñez, Juana María S.G, Roque S.R. y Melchor C.B. acordaron por unanimidad concederla.

Según el magistrado-juez, lo hicieron aún cuando sabían por los informes del secretario y del arquitecto municipal que parte de la la obra proyectada "invadía suelo clasificado como no urbanizable, según las Normas Subsidiarias de planeamiento vigentes".

La Junta de Gobierno condicionó la concesión de licencia de primera ocupación a la cesión por el promotor de "zona y espacios verdes al Ayuntamiento"

Posteriormente, el acusado José Francisco G.C. cedió el 19 de abril de 2006 un terreno de los integrados en la parcela con una superficie de 36,10 metros cuadrados al Ayuntamiento de Antas.

Al día siguiente a éste, la Junta de Gobierno, "con pleno conocimiento de la vulneración de la legalidad urbanística vigente" concedió nuevamente por unanimidad la licencia de obras "para ejecutar las mismas de forma definitiva" aún cuando sabían que "parte de las viviendas se edificarían" en suelo no urbanizable.

El arquitecto municipal reiteró esta cuestión en sus informes, así como que la unidad de actuación del solar "no estaba desarrollada" y que las Normas Subsidiarias prohibían construcciones en zonas limítrofes con suelo urbano de 200 metros, salvo las de utilidad pública.

Dos meses más tarde, el promotor, tras encargar al arquitecto director de las obras un proyecto de modificación de las Normas Subsidiarias para conseguir la clasificación de suelo urbanizable para este terreno, presentó este documento en el Ayuntamiento de Antas.

Este proyecto entregado por José Francisco G.C. fue aprobado por el pleno de dicha administración local el 29 de junio de 2006, de forma que una franja de 413,60 metros pasaba a clasificarse como urbana.

A pesar de ello, la Comisión Provincial del Territorio y Urbanismo de la Junta de Andalucía no aprobó dicha modificación por "falta de justificación de la clasificación" y por no cumplir con la compensación por el aumento de aprovechamiento, sin mediar informe ambiental y con afectación a una vía pública.

Pese a esta última negativa se ejecutó la promoción de viviendas en su totalidad, obras que fueron concluidas en abril de 2008.


* El Almería - EFE - 6.12.14
Foto: Antas (Almería), aérea - focuspiedra