La Fiscalía investigará el deterioro del Hospital de Medina del Campo

Medina del Campo fue en el siglo XVI el centro de las ferias comerciales de toda la península. De aquella época quedan aun importantes monumentos, a pesar de que muchos hayan desaparecido o estén en claro abandono. El gran Hospital de Simón Ruíz (BIC) es uno de los que están olvidados, lamentablemente, pues merecía mejor suerte dada su notable construcción. Pero ya se sabe que la política de Restauración y Rehabilitación de la Junta 'popular' de Castilla y León deja mucho que desear y es triste la dejadez de muchos monumentos declarados en su Comunidad. Hace pocos días el Hospital medinense sufrió otro importante derrumbe, uno más, por lo que por fin parece que la Fiscalía se ha dignado actuar ante la denuncia efectuada por 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Valladolid' que llevan largos años defendiendo una urgente restauración integral.
"ELADELANTADO* : Fiscalía de Valladolid acordó abrir diligencias penales ante el deterioro del Hospital de la Purísima Concepción y San Diego de Alcalá de Medina del Campo, declarado Bien de Interés Cultural y conocido como Hospital de Simón-Ruiz. En estado de ruina, el pasado día 13 de noviembre el inmueble sufrió el derrumbe de parte del mismo, en concreto de la espadaña de la capilla.

Tal circunstancia llevó a la Fiscalía vallisoletana a decretar la apertura de diligencias para “verificar el alcance y posible relevancia penal de los hechos”.
Así, entre otras pruebas, la acusación pública pidió que se librase oficio a la Sección de Patrimonio Histórico del Servicio Territorial de Cultura de Valladolid y al Ayuntamiento medinense para solicitar informe acerca del estado actual del BIC, última restauración que se hubiese llevado a cabo, medidas ejecutadas desde la misma para su conservación y si se adoptó o está prevista alguna con carácter urgente, tras producirse el derrumbe de parte del inmueble.
Y es que la Fiscal Delegada de Medio Ambiente y Urbanismo recordó a que la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León asignase la “máxima protección y tutela” a los BIC y en su artículo 2 señala como deberes de la Comunidad “garantizar la conservación de su patrimonio cultural”, mientras que el artículo 24.1. deja bien claro que los propietarios están “obligados a conservarlos, custodiarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro”.
En este sentido, la aludida norma prevé la ejecución subsidiaria e incluso directa por la Administración de las obras necesarias para la eficaz conservación de los bienes, cuando los propietarios no realicen actuaciones pertinentes para el cumplimiento de sus obligaciones.
El edificio, en la confluencia de la calle Costado del Hospital y la Avenida de Portugal, fue declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, por Decreto de 13 de junio de 1991, y protegido como tal en la Ley 12/2002, de 11 de junio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, y Decreto 37/2007, de 19 de abril, del Reglamento de Protección del Patrimonio Cultural de la Comunidad.
Pese a ello, el monumento, propiedad de la Fundación Simón-Ruiz Envito, cuyo Patronato preside la alcaldesa socialista del municipio, Teresa López, sufrió un deterioro progresivo en los últimos años.
Construido a finales del siglo XVI y principios del XVII, fue Hospital de Medina del Campo hasta finales del siglo XX, después en sus dependencias albergó el Centro de Salud, algunas peñas del municipio y fue lugar donde ensayaba una banda de cornetas y tambores de Medina del Campo.
En los últimos años dejó de tener uso salvo el de almacén municipal, a pesar de que es BIC y está prohibido este uso. Su actual estado, según refiere la Fiscalía, propició incluso el acceso de terceras personas que llegaron a sustraer elementos del Retablo Mayor de la capital, hechos por los que se siguió procedimiento abreviado en el Juzgado de lo Penal 2.
La apertura de la presente investigación respondió así a la denuncia pública formulada a mediados de noviembre por la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Valladolid, que, pese a algunas opiniones locales minimizaron lo ocurrido, ya alertaba entonces de la “pérdida irreparable” del monumento ante la particularidad de cada una de las partes del Hospital así como de la construcción en ladrillo mudéjar datada a finales del siglo XVI y principios del XVII.
“Desgraciadamente este derrumbe no será el último si no se acometen en breve actuaciones puesto que el tejado cercano a la iglesia está en malas condiciones, incluso un lateral de la primera planta está en estado lamentable”, apuntó el colectivo.
La asociación incidió además en que el derrumbe coincidió con la celebración de la pasada Feria AR&PA de la Junta en la que la temática de este año era ‘Sociedad y Patrimonio’.
Sin embargo, a fecha actual no se produjo ninguna actuación al respecto ni existe un programa de rehabilitación y gestión del edificio, pese a los “numerosos intentos” en los últimos años por rehabilitarlo y propuestas para darlo una “gestión sostenible y eficaz”, una de las “prioridades” en la sociedad medinense, lamentó el colectivo.
Por ello, Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Valladolid urgió en noviembre a la Fundación Simón-Ruiz a buscar una solución “urgente” puesto que es un edificio “fantástico y único” en toda España pero que “se viene abajo” por no acometer el problema de forma “directa”.


* El Adelantado - EP - 1.12.14
Foto: Medina del Campo, hospital de Simón Ruiz - museoferias