Madrid.- La operación Mahou-Calderón se aprobará sin tener en cuenta las decenas de miles de firmas en contra

Un total de 57.000 firmas se oponen a la construcción de dos rascacielos en los terrenos de Mahou-Vicente Calderón. El Ayuntamiento prosigue su venta apresurada antes de las elecciones del patrimonio y el suelo de Madrid. Esta vez le toca a la operación Mahou-Calderón favoreciendo a FCC frente a la oposición total de los vecinos, el resto de partidos políticos y los expertos en urbanismo. La comisión ordinaria de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ha elevado al Pleno, con los votos en contra de toda la oposición, la aprobación definitiva del plan parcial de reforma interior del ámbito 'Mahou-Calderón' que convertirá la zona de la antigua fábrica cervecera y del estadio rojiblanco en un espacio con varias torres de pisos, grandes parques (entre ellos, el remate de Madrid Río) y en una M-30 soterrada. Algo incomprensible y fuera de escala hoy en día.
"NUDOSUR* : La plataforma de firmas Change.org va a entregar este jueves a la Junta Municipal de Distrito de Arganzuela 57.000 firmas mostrando el rechazo del proyecto 'Operación Mahou-Calderón' por el que se pretenden construir dos rascacielos a partir de 2015. De esta forma, se reclama que el proyecto que el Ayuntamiento de Madrid pretende realizar en los terrenos de Mahou-Vicente Calderón, se adecue a las "necesidades sociales, respetando el volumen y la altura de las edificaciones en relación a los edificios colindantes del entorno que ya hay construidos".

El Consistorio ha estimado seis de las diez alegaciones presentadas durante el período de información pública. La mayor parte, relacionadas con mejoras técnicas y el estudio de soleamiento. Han sido desestimadas las que se referían a la altura de las torres de pisos que se van a instalar en la zona.

En una superficie de 204.218 metros cuadrados, se mantendrá una edificabilidad de 175.365 metros, concentrada en 48.054 metros cuadrados de suelo. Así, todas las viviendas se concentrarán en 9 edificios cuyas alturas oscilarán entre las 7 y las 36 plantas. El resto del espacio se utilizará para realizar dotaciones públicas.

La operación se desarrollará en tres fases y concluirá en 2022. En primer lugar, se desarrollará la operación inmobiliaria, reconvirtiendo los usos actuales -deportivo e industrial- en residencial, terciario, dotacional y zona verde. La zona residencial se dividirá en cuatro manzanas. La primera fase de los trabajos se centrará en siete parcelas. Las dos más cercanas a la plaza de Francisco Morano se dedicarán a dos edificios con 8.362 metros cuadrados de edificabilidad. Otras cinco parcelas, separadas de las anteriores por una plaza y una calle, comprenderán otra manzana de 30.517 metros cuadrados, encuadrados entre el paseo de los Pontones (que ampliará la acera de este lado de la calle) y el paseo Imperial. Esta manzana tendrá una gran zona verde interior privada del tamaño del estadio Vicente Calderón y comercios a nivel de calle o como edificios exclusivos (17.536 metros cuadrados). Estos siete inmuebles contarán con unas alturas de entre 7 y 22 plantas. Estas dos manzanas representarán la primera fase del proyecto, según el documento. En ambos márgenes se crearán bulevares ajardinados.

La segunda parte de la intervención se centrará en el terreno de la acera suroeste del paseo de los Melancólicos. Otra manzana, dividida en dos parcelas con una superficie total de 11.786 metros cuadrados entre las dos, además de un pequeño terreno dotacional de 989 metros cuadrados. Allí se construirán dos rascacielos iguales y simétricos de 36 plantas, la altura aproximada con que cuenta la Torre de Madrid. Esta manzana constituirá la segunda fase del proyecto.

En tercer y último lugar, se rematará Madrid Río acondicionando la ribera del río con 36.333 metros cuadrados de zonas verdes que pretenden recuperar la esencia de la antigua pradera de San Isidro. En este punto, el Consistorio soterrará el tramo en superficie de la M-30. La operación será costeada por la constructora beneficiaria de la operación urbanística, a la sazón FCC, que acordó con los actuales propietarios del terreno (Atlético de Madrid y FCC) costear toda la operación (demoliciones, soterramiento, urbanización, construcción de edificios y dotaciones, y reforma de la Peineta), a cambio de el lucro urbanístico del ámbito.

El colegio Tomás Bretón recibirá, de forma colateral, 10.830 metros cuadrados para ampliar sus instalaciones, aunque el Consistorio no ha concretado en qué momento se realizará la cesión de suelo al centro. La implantación de los nuevos usos en el ámbito también supondrá la construcción de un aparcamiento de 4.263 plazas.


* Nudo Sur - EP - 19.11.14
Foto: Madrid, Mahou-Calderon recreacion - nudosur