Asturias.- SOS por la expansión de un urbanismo a la norteamericana

Son conocidas las diferencias de 2 modelos de crecimiento urbanístico: el latino, de carácter compacto y unitario; y el anglosajón, más disperso y naturalizado. Ambos modelos tienen sus ventajas e inconvenientes, aunque actualmente, debido al enorme aumento poblacional, se tiende más hacia el primer modelo, que tiene la ventaja de ocupar menos territorio (en mayor altura) y permitir, todavía, ciertos espacios libres. En Asturias se corre el peligro de una cierta dispersión de núcleos urbanos, según han advertido estudios de la Universidad, alertando sobre el nacimiento de una gran metrópoli central con hasta tres núcleos de idéntica jerarquía. El desarrollo de una urbe al estilo estadounidense complicará más aún la gestión de los servicios públicos, algo que incidirá negativamente en la calidad de vida de sus habitantes.
"PABLO ZARIQUIEGUI* : Cada vez más familias asturianas optan por establecer su residencia en entornos semirrurales o urbanizaciones cercanas a los grandes núcleos poblacionales de Oviedo, Gijón y Avilés. La Universidad de Oviedo ha lanzado ya un SOS por el crecimiento de este modelo de desarrollo a la americana.

El estudio Análisis de la situación y perspectivas demográficas del Principado, coordinado por Fernando Rubiera, del Laboratorio de Análisis Económico Regional de la Universidad de Oviedo (Regiolab), llama a tomar cartas en el asunto para corregir esta tendencia.

El informe, primero de una serie encargada por el Gobierno de Asturias, destaca que la ausencia de una coordinación urbanística en Oviedo provoca que algunos municipios, especialmente bien situados en el área central, hayan desarrollado "políticas agresivas" que incentivan un modelo de desarrollo típico de países como Estados Unidos. Pequeñas viviendas unifamiliares que se ubican en espacios semirrurales o urbanizaciones emplazadas a solo unos kilómetros de Oviedo, Gijón o Avilés salpican cada vez con más frecuencia el mapa central de Asturias. ¿La consecuencia? El nacimiento de una metrópolis policéntrica. Dicho de forma más sencilla, la zona central de Asturias ya no tiene un único centro sino que empieza e emerger un área con dos o tres centros de parecida magnitud.

Los expertos de Regiolab subrayan que, si esta conducta aún no generalizada sigue extendiéndose, puede tener consecuencias sobre el uso del suelo, la intensidad en la utilización del automóvil privado como medio de transporte, el coste de los servicios públicos y la accesibilidad sanitaria y educativa.

METRÓPOLI POLICÉNTRICA
Más en concreto, el modelo urbanístico de Asturias, a juicio de estos expertos, presenta dos rasgos complejos sobre los que es necesario reflexionar. De un lado, un problema de dispersión residencial, tradicional en el ámbito rural, pero que está emergiendo con fuerza en el entorno urbano del área central. De otro y relacionado con el primero, la existencia de un modelo metropolitano policéntrico en el centro de la región con varios núcleos de casi igual importancia.

Los especialistas de Regiolab recuerdan que la dispersión puede producirse tanto en entornos rurales como urbanos. En el ámbito rural, depende más de la orografía, el clima y la actividad económica. En el ámbito urbano, guarda más relación con los estilos de vida.

Muchas grandes metrópolis --señala el estudio-- tienden a crecer con modelos residenciales de viviendas similares a los de las grandes urbes estadounidenses. "Si este modelo se extiende, la ciudad se expande enormemente y genera grandes problemas de gestión urbana", asegura el informe. ¿Resultados? El uso del vehículo privado se incrementa, se invaden recursos medioambientales y se dificulta enormente la prestación de servicios públicos básicos como el transporte público, el suministro de agua o energía, la recogida de residuos o el acceso a la sanidad y la educación.

El informe de la Universidad de Oviedo señala que en el caso de Asturias la dispersión es especialmente llamativa en el área central de Asturias hasta el punto de ser equivalente a la de las grandes metrópolis norteamericanas. Las ciudades europeas, que han crecido principalmente antes de la generalización del automóvil, son por esta razón núcleos compactos.

Dentro de España solo algunas ciudades turísticas del mediterráneo han evolucionado con una "preocupante dispersión invasora" de la costa. Madrid y Barcelona presentan también barrios periféricos que reproducen modelos similares a las ciudades estadounidenses. Este fenómeno, sin embargo, no llega a ser relevante en otras urbes de menor tamaño como Sevilla, Bilbao, Valencia o, ya más cerca, Santander o Coruña.

El área central de Asturias está viendo emerger, concluye el estudio, una gran metrópoli, fruto de la integración de tres ciudades y varios núcleos poblacionales de su entorno. A diferencia de Valencia o Bilbao, esta ciudad enorme no tiene un único centro sino dos o tres de idéntica jerarquía.


* Asturias 24 - PZ - 3.10.14
Foto: Asturias, evolución_de_la_dispersión_urbana - regiolab