Vall d'Alba.- El penúltimo cacique de Castellón

La mano del capo C.Fabra es alargada en Castellón y, lógicamente, no se acaba en su familia sino que abarca a toda una legión de seguidores o discípulos aventajados que han aprendido las maneras y códigos de este siniestro personaje 'popular'. Entre ellos destaca el actual alcalde de Vall d'Alba, F.Martínez, que durante años ha ido acumulando un patrimonio importante, a veces en la misma población de origen. Así se puede hablar de unas dotaciones urbanísticas fuera de lo normal para la propia capacidad del municipio, como el paseo marítimo desarrollado a 20 km de distancia de la población que termina en una espectacular plaza de toros. Obras desproporcionadas que podrían ser un valor futuro si no vinieran acompañadas del tráfico de influencias y la mafia en urbanismo característica del modo de hacer del PP en la Comunidad Valenciana. Todo ese 'imperio de naipes' se ha desarrollado mediante la concurrencia de la Diputación provincial, verdadero nido de ilegalidades y concesiones arbitrarias. Otro caso  más del evidente caciquismo imperante en la zona.
"ELPAÍS* : En Vall d’Alba corre una expresión que define la relación de la población con su alcalde: contra mayores no vayas. O, lo que es lo mismo, no lleves la contraria a Francisco Martínez, el político que gobierna este municipio desde 1991. Es el gran artífice de la Vall d’Alba actual, un municipio de 3.000 habitantes con dotaciones sobredimensionadas y obras tan llamativas como el paseo marítimo (pese a estar a veinte kilómetros de la playa) que arranca casi en la puerta de su casa y termina en una imponente plaza de toros.

Martínez es uno de los últimos máximos representantes del fabrismo en la provincia. El todopoderoso Carlos Fabra le llamó a ocupar un puesto de diputado provincial cuatro años después de acceder a la alcaldía. Desde la Diputación ha ejercido como mano derecha de Fabra y se ha ocupado de coordinar las inversiones de obras y servicios de la provincia. Y Vall d’Alba ha tenido siempre un puesto prioritario en el reparto. Los nombres de Fabra y Martínez van unido en las innumerables placas conmemorativas de las inauguraciones en todo el pueblo. El regidor ha heredado además el gusto por dejar huella. Su rostro aparece (junto al de Carlos Fabra) en un cuadro que preside el altar de la ermita que mandó construir en lo alto de un monte. Cada año los vecinos van allí en romería en una tradición que inventó.

El aumento de dotaciones ha ido en sintonía al incremento de apoyos en la población. Pocos son los que le critican gracias a ello. “Son obras que benefician al municipio pero da la casualidad de que también le benefician a él”, explica Fernando Grande, portavoz del PSPV en la localidad. Una de ellas, explica, es la creación de una coqueta plaza en la zona de masías cercana llamada Mas de Roures. “Al mismo tiempo que, con inversión pública, comenzaba esta remodelación, la familia Martínez comenzó por su cuenta la construcción de una serie de apartamentos rurales que recaen en esta plaza”, denunció el coportavoz de Compromís en Castellón, Carles Mulet. “Lo que iba a ser una construcción de apartamentos en una zona sin ningún encanto es ahora una urbanización rodeada de una bucólica plaza (de aspecto privado)”, criticó. Estos seis apartamentos forman parte de Franvaltur, la empresa que el alcalde comparte con sus hijos y que ha estado involucrada en el escándalo de la depuradora de Borriol.

Pero en un pueblo plagado de adeptos queda espacio para el reducto de los pocos que le plantaron cara. Manolo es uno de ellos y fue testigo de la forma de actuar de Martínez, que describe rotundamente como “caciquil”. A finales de los años 90, en Vall d’Alba circularon rumores de que se estaba proyectando un polígono industrial. “Yo tenía la experiencia de Vilafamés, donde el Ayuntamiento llamó a los afectados y a la empresa y los sentó a hablar entre ellos, aquí se actuó de una forma muy distinta, no hubo esa reunión y el Ayuntamiento aprobó un precio de 500 pesetas el metro cuadrado cuando en Vilafamés era el doble”, explica este vecino. Un día le llegó la carta del consistorio para que fuera a la notaría. Allí tenía preparado el cheque por la compra del suelo a 500 pesetas el metro menos un 5% que había que ceder al consistorio. El procedimiento lo confirma otro vecino que prefiere ocultar su nombre. “No quiero que me ponga en la lista negra”, se excusa.

Los dos se opusieron y acudieron a los tribunales. “Me decían, contra mayores no vayas, no acudas a los abogados”, cuenta Manolo. Fue el primero en ganar. El TSJ fijó en 3.000 pesetas el precio. Grande habla del “poder de intimidación” de Martínez para obrar sin que nadie le rechiste. El miedo se extiende incluso a los concejales socialistas que, pese a saber de sus cacicadas, no las denuncian públicamente por miedo a represalias.

La querella de la fiscalía de Castellón contra Martínez por presuntos delitos relacionados con la corrupción por la depuradora de Borriol (proyectada sobre terrenos familiares y que le iba a granjear importantes beneficios) ha generado esperanzas entre sus contrarios. El fiscal ha instado también a abrir una investigación sobre su patrimonio y el urbanismo de Vall d’Alba.

No son pocos los recelos. Martínez ha pasado de regentar una tienda de ultramarinos a poseer un patrimonio declarado de 1,5 millones. Ya en su día extrañó que varios vecinos le donaran hasta trece fincas y otros se las dejaran en herencia. Algunas han sido recalificadas.

El alcalde está ahora en horas bajas. Fue destituido fulminantemente como vicepresidente de la diputación por la depuradora de Borriol y Javier Moliner ya ha anunciado que le reclamará su acta de diputado cuando resulte imputado por la querella de fiscalía. Mientras, en Vall d’Alba parece haber nacido el germen de una nueva oposición. La semana pasada, varios vecinos se reunieron para hablar de futuro. Un vecino irrumpió para anotar en una libreta el nombre de todos los asistentes.


* El País - LORENA ORTEGA - 27.7.14
Foto: Carlos Fabra y Francisco Martínez en una imagen de archivo. / ÀNGEL SÁNCHEZ

5 comentarios :

Alfonso Luna dijo...

Lo que hay que ver. Un paseo marítimo a 20 km de la playa. Ademas de chorizo, hortera perdido. Cuanta gentuza hay en este pais, Por cada uno de estos hay miles que les votan. Año tras año, desde 1991.

rafachan dijo...

Las exportaciones estan cayendo?, deberíamos exportar corruptos... Gobernantes del mundo, quereis explotar a vuestro pueblo y no sabeis cómo?, quereis robarle el dinero a vuestros ciudadanos y os da corte o no encontrais la manera?. Tenemos la solución a vuestros problemas con nuestros cursillos con los mayores corruptos como profesores, os enseñaran todas las tretas habidas y por haber para quedaros para vosotros y vuestros amigos con el dinero de vuestros ingenuos ciudadanos. Ademas con la matricula del cursillo os regalamos un corrupto autentico. Asi podriamos recuperar la pasta que nos han robado y nos los quitamos de encima.

insigne dijo...

La corrupción y el asalto a los bienes públicos es una meta de los políticos. Solo mediante cambios radicales se logrará dignidad para toda la humanidad. Estos problemas tienen solución cambiando los actuales sistemas guiados por la avaricia por otro que trae paz, cancelación de toda deuda pública, ingresos continuados para todos, sanidad y enseñanza gratuitas y universales, medios para la ciencia. Y erradica la avaricia, el hambre, la pobreza, la corrupción (quizás por ello no muestran esta opción), los miedos, los impuestos y más cosas. Sí, esta opción EXISTE ¡¡

mireno dijo...

Para que exista clientelismo político, que propician los caciques de toda guisa, es necesario que existan el corifeo de memos que por un puñado de lentejas más o menos grande, le ríen las gracias y le votan las obras que los enriquecen.

Blogger dijo...

Quantum Binary Signals

Get professional trading signals delivered to your cell phone daily.

Follow our signals today & make up to 270% per day.