Ecos del 'ladrillazo' en el Oja Tirón

LARIOJA* : Con las miras puestas en la segunda residencia de los 'veraneantes' del País Vasco, la pequeña población de Tirgo, con 244 habitantes, ha aprobado un plan parcial para construir 292 viviendas que le enfrenta con el Ayuntamiento de Casalarreina, población vecina cuyo término municipal queda a apenas 500 metros del desarrollo residencial planteado.
El Consistorio de Tirgo ha rechazado las alegaciones de la población vecina, al igual que otras de particulares y del Colectivo Ecologista Riojano (CER), con lo que continúa adelante con el planteamiento urbanístico que, en la práctica, supondría multiplicar por cinco su población actual, aunque todo está pendiente de la decisión de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (COTUR) del Gobierno de La Rioja.
Casalarreina teme que, dada la cercanía del plan parcial, a menos de medio kilómetro de su núcleo y a más de tres del casco urbano de Tirgo, suponga en la práctica un colapso de sus servicios médicos, deportivos, de basuras o incluso educativos. «Ello -explican las alegaciones-, podría generar todo tipo de agravios comparativos, protestas y rechazos e incluso fuertes enfrentamientos vecinales».

Casalarreina duda de si el plan parcial propuesto puede llegar a invadir su término municipal y entiende que la traída de aguas desde tres kilómetros que precisa «no es lo más adecuado desde el punto de vista medioambiental o de sostenibilidad dado el incremento de los gastos de instalación, pero también de mantenimiento».
Asimismo, muestra su preocupación por la «falta de definición en el proyecto de las conexiones a la redes eléctrica y de gas y por el posible desabastecimiento» para sus vecinos o por los escasos accesos al sector planificados. En este sentido, el Ayuntamiento vecino a la promoción considera que «desde el punto de vista urbanístico el desarrollo propuesto contraviene las directrices de la Comisión de Urbanismo de La Rioja», por lo que pide a ésta que rechace la aprobación inicial del expediente por parte del Ayuntamiento de Tirgo. Al igual que los ecologistas, Casalarreina advierte también de que el desarrollo urbano propuesto «se plantea en terrenos colindantes con un suelo no urbanizable protegido en Casalarreina, en las inmediaciones del ecosistema Oja Tirón, con lo que habría afecciones medioambientales».
Rechazo de alegaciones
El Ayuntamiento de Tirgo, sin embargo, no ha estimado ninguna de las alegaciones presentadas ni por Casalarreina ni por el CER. En este sentido, sobre la supuesta falta de definición de los sistemas generales, especialmente de red eléctrica y gas, contesta que «se definirán en el proyecto de urbanización», al igual que en el caso de los accesos viarios al sector.
En cuanto a las directrices de la Comisión de Urbanismo, el Ayuntamiento de Tirgo asegura «desconocerlas» y recuerda que su plan parcial «se ha aprobado de acuerdo a la normativa de aplicación». Sobre el supuesto colapso de los servicios de Casalarreina, Tirgo estima que se trata de «suposiciones» y advierte de que «los servicios públicos son para todos los ciudadanos».
Por último, respecto a la afección medioambiental, el Ayuntamiento de la pequeña localidad replica que «lindando con el término de Tirgo, y con el Oja, ya hay una urbanización de Casalarreina» y que, en continuación con su desarrollo urbano propuesto, ya hay otro asentamiento consolidado en el término de Castañares como es el camping.


* La Rioja - 6.06.11
Foto: Al otro lado de la carretera, terrenos de Tirgo en los que se planea la construcción y al fondo Casalarreina - larioja

1 comentarios :

Arquitecto - Javier Toro Caviedes dijo...

Pero si hasta que ocupen las primeras viviendas van a tardar 4 años por lo menos, y no serán todas de golpe y porrazo.