Las 2.000 casas ilegales de Albalat dels Tarongers duplican su número de habitantes

LEVANTE/Valencia* : La proliferación de segundas residencias en una zona de montaña tan apreciada como la Sierra Calderona está en el origen de una ocupación del suelo en el interior de la comarca del Camp de Morvedre a menudo caótica y no pocas veces ilegal. Y si algún municipio es buena muestra de ello este es Albalat dels Tarongers. Nada menos que unas 2.000 viviendas se encuentran fuera de ordenamiento según las estimaciones del propio consistorio.

Una cifra que resulta llamativa por sí sola, pero que alcanza ya una dimensión de auténtico escándalo si se tiene en cuenta que este municipio de la subcomarca de la Baronia cuenta, según el último padrón, con 1.100 habitantes.
Esta situación, con todo, no preocupa al alcalde, Filiberto Prats (Bloc), quien ha reconocido su intención de regularizar cuantas casas sea posible, siempre que su construcción se remonte más allá del último lustro. En este sentido, el nacionalista asegura: "Todos los propietarios que han edificado fuera de ordenación desde que llegué a la alcaldía están en el juzgado".
En esta situación se encuentran seis construcciones que ya han sido derribadas, como otros cuarenta casos, la mayoría en la zona de influencia de la Sierra Calderona, cuyo expediente para tengan el mismo final se está tramitando.
Pero Albalat no es un caso aislado en la Baronia. Otra de las localidades donde se concentra un número significativo de casetas ilegales es Torres Torres, donde los servicios municipales han cuantificado en unas 150 las casas ilegales.
La falda de la montaña de Ponera en el término de Petrés es otro de los lugares donde se ubican edificaciones ilegales, unas 40. Mientras, en la otra montaña, la de la Rodana, existe una treintena de viviendas que esperan ser legalizadas una vez que concluyan los trámites del PGOU que desarrolla el gobierno socialista de Antonio Hernández. Otro municipio afectado por las construcciones ilegales es Algar de Palancia, donde en la zona de Els Planells se concentra cerca de una veintena de casas construidas fuera de ordenación urbana. Desde el ayuntamiento, sin embargo, no se tiene intención de actuar. El consistorio, mientras, sí ha intervenido contra tres casas de madera que se instalaron en parcelas protegidas urbanísticamente. En el caso de Alfara de la Baronia, la reciente aprobación del PGOU permitió regularizar cerca de 80 construcciones ilegales, un trámite que ha dejado la cuenta a cero. Por lo que respecta a Algímia d'Alfara o Gilet, este asunto está bastante controlado en los últimos tiempos.
En la primera existen sólo ocho expedientes abiertos, mientras que en Gilet, tres casetas están a la espera de resolver los expedientes de derribo, al igual que una casa de madera, que el consistorio no sabe dónde dejar una vez que se ha declarado la ilegalidad de su actual ubicación. En este apartado de buena práctica urbanística también destacan Estivella, donde no se levantan construcciones ilegales desde 1987, así como la subcomarca de la Vall de Segó -Faura, Benifairó, Quartell, Benavites y Quart.




* Levante-EMV - 8.03.10
Foto: Las 2.000 casas ilegales de Albalat dels Tarongers duplican su número de habitantes - cartociudad/fomento